lunes, junio 27, 2022

Liberan padre salvadoreño indocumentado

New York.- Julio César Acosta, un inmigrante salvadoreño que recientemente fue arrestado por agentes de inmigración en Long Island y separado de su conviviente y tres hijos nacidos en EE.UU., fue puesto en libertad y su deportación ha sido suspendida temporalmente, mientras su caso sigue en un tribunal de inmigración.

Acosta fue puesto en libertad en virtud de un programa de supervisión y rastreo intensivo, por lo que finalmente él pudo conocer a su hijo recién nacido, Christopher, que vino al mundo el mismo día en que él fue arrestado por los agentes de ICE, el pasado 8 de enero.

El arresto del padre inmigrante, que era candidato a la deportación por haber conducido en estado de ebriedad en el pasado, causó la reacción de líderes nacionales que mostraron un gran apoyo a la familia de Acosta, firmando peticiones y llamando a ICE para pedir su liberación.

La organización “Hace Camino Nueva York” confrontó el desafío legal, entregó las peticiones a ICE, y reunió a los miembros de la comunidad en las afueras de la corte de inmigración en Manhattan, donde se encontraba arrestado Acosta.

Conoció a su hijo recién nacido

“Por momentos yo pensé que nunca más los iba a ver nunca más”, dijo Acosta refiriéndose a su familia. “Ahora estoy muy feliz de estar de vuelta a casa”, dijo Acosta tras ser liberado.

El mismo día que ICE arrestó a Acosta, su conviviente, Deysi Aldana, comenzó a tener los primeros dolores de parto y horas después dio nacimiento al tercer hijo de la pareja.

“Ahora tengo la oportunidad de estar con él”, dijo Acosta, refiriéndose a su hijo de siete semanas de nacido.

Acosta emigró a los Estados Unidos en 1986. Tiempo después, fue acusado varias veces de conducir bajo estado de ebriedad, lo que le llevó a perder su TPS que había obtenido en el 2001. Sin embargo, sus abogados dicen que hace más de una década que no cae en delitos.

Deysi Aldana, pareja y madre de los tres hijos de Acosta, dijo estar muy “emocionada de tener a Julio de vuelta a casa con nosotros. Por primera vez desde que los arrestaron, siento que seremos capaces de avanzar, y siento tanto apoyo”.

Aún no está salvado de la deportación

Javier H. Valdés, Co-Director Ejecutivo de Se Hace Camino Nueva York, dijo que “aunque estamos profundamente aliviados de que él esté de vuelta con su familia, sabemos que su lucha no ha terminado y seguimos comprometidos en ayudarlo a él y a su familia para permanecer juntos”.

A pesar de estar con su familia, Acosta porta un grillete que lleva en su tobillo izquierdo, a través del cual podrán rastrear su paradero mientras continúa su caso en una corte de inmigración.

Entre las limitaciones que tendrá Acosta es que no podrá salir del estado de Nueva York. Cada dos semanas deberá presentarse ante una oficina de inmigración en Jamaica, Queens, y una vez al mes debe ir a Manhattan, para ver a su oficial de inmigración.

Mientras tanto, el caso de Acosta es emblemático para otros inmigrantes que pueden encontrarse en la misma situación, en particular por conducir en estado de ebriedad, la razón por la cual Acosta enfrenta un proceso de deportación.

Artículos Relacionados

85,654FansMe gusta
3,941SeguidoresSeguir
1,198SeguidoresSeguir
661SeguidoresSeguir
4,950SuscriptoresSuscribirte
0
0
0
0