Rate this post

La historia de los inmigrantes hispanos en este país, se escribe con letra indeleble, porque cada una de estas comunidades de Latinoamérica, que dejaron su familia, su país, su patria, amigos y hasta sus bienes, muchas de ellas, jamás pensaron que regresar algún día les sería fácil o rápido; porque gradualmente todo les fue cambiando con los años, ante el sistema nada garantizado en algunos países de los que migraron.

Regresar, solo por un hecho patriótico ciudadano, en las condiciones desfavorables sociales y económicas, no tenía sentido. Primero, está el bienestar y la unidad familiar por la que se lucha constantemente y por cuyos principios los hispanos con su cultura, siguen aportando a esta gran nación que acogió a mas de 55 millones de ellos, y de estos, cerca de 30 millones han adquirido la ciudadanía americana y por lo tanto, con derecho a elegir y ser elegido en elecciones de juntas electorales de este país.

Aunque la Ciudad de Charlotte, en el Estado de Carolina del Norte, es una ciudad con sus costumbres sureña, amable y receptiva; también es cierto que es la segunda ciudad bancaria de los Estados Unidos, porque en ella están situados los bancos mas importantes de este país, como el Bank of America y Wells Fargo, los más grandes dentro de su sistema bancario crediticio. Al momento, se conoce que la Ciudad de Charlotte, cuenta con una infraestructura inmobiliaria de primera, en donde se construyen cada día hermosos edificios comerciales y decenas de modernas viviendas que contempla el mínimo estándar básico dentro de un código para propietarios, arrendadores e inquilinos.

Dentro de esa secuela que no se puede desconocer, existe una de las partes más importantes que están encuadradas al desarrollo comercial de la Ciudad de Charlotte, y esa parte se llama la mano de obra hispana, que está en todo sitio; no solo en la construcción, está en todo lo que se define como progreso económico, porque no hay un sitio vacío sin la presencia de los hispanos, que particularmente, también como profesionales en grandes empresas y la política, trabajan hasta en un edificio comercial en construcción, hospitales, vivienda, transporte, restaurantes, calles, puentes, carreteras, mantenimiento residencial y jardinería, entre otros, esta mano de obra de hispana es el motor impulsador de la economía estadounidense, y que por lo tanto, sus impuestos (taxes),contribuyen al erario nacional(Fisco).

Este preámbulo, contiene una gran parte de la realidad en la historia de los inmigrantes hispanos hacia los Estados Unidos de América.

Esa historia que con dignidad solo tiene una bandera, la Hispanidad y su Cultura, que la lleva como su herencia o su legado, y es la que sirve para identificarla cada día más en este país, y que orgullosamente desde donde quieran que migren, con su idioma español no son seres humanos distintos a los demás, porque los transporta a cualquier parte del mundo, buscando un lugar digno para vivir con su familia.

Hoy, la Ciudad Reina de Charlotte, ha dado otro inicio de reconocimiento indeleble hacia la comunidad hispana y su cultura, erigiendo con nombre hispano “Los Amigos” una de las avenidas en el área de Eastland Mall, en Central Avenue, entre Sharon Amity Rd.y Albemarle Rd.; y esa decisión de la Alcaldía de Charlotte, sostiene un concepto de valor hacia nuestra población inmigrante; por lo tanto, todos los sectores sociales de esta comunidad, reconocen esta distinción que sin lugar a dudas es un gran privilegio para cada familia hispana que vive en esta hermosa ciudad y condado.

Este significativo paso de inclusión comunitaria nos deja entrever a todos, que la integración de los sectores sociales va por buen camino, y que esta primera conquista con tener un nombre en una de las calles de la Ciudad Reina de Charlotte, está contemplada dentro de los valores de de los hispanos inmigrantes que continúan demostrando su poder cultural en la Ciudad de Charlotte.