Rate this post

Estados Unidos.-Una niña de dos años y medio que fue golpeada en la cabeza por una pelota de foul durante un partido entre los Astros de Houston y los Cachorros de Chicago en mayo del 2019 sufrió lesiones cerebrales que podrían ser permanentes, de acuerdo al abogado de la familia, informó The Houston Chronicle.

Se informó que la pequeña sufrió una fractura de cráneo después de que Albert Almora Jr., de los Cachorros, mandó la pelota a las gradas del Minute Maid Park, en una imagen que se hizo viral en su momento debido a que Almora Jr. se dio cuenta del incidente y estaba muy conmovido en ese mismo instante. El golpe afectó el sistema nervioso central de la niña, según el abogado, reseñaron Agencias.

“Ella sufre de una lesión en una parte del cerebro y es permanente”, declaró Richard Mithoff a The Houston Chronicle. “Aún tiene convulsiones y está bajo medicamento y probablemente, así se mantendrá el resto de su vida”.

Almora Jr. pegó el batazo durante el cuarto inning del partido del 29 de mayo de 2019 a la gradas cercanas a la tercera base. La pelota iba a aproximadamente a 90 millas por hora.