Rate this post

Washington – Estados Unidos.- El Comité Judicial de la Cámara de Representantes aprobó dos artículos en los que se basa un posible juicio político contra el presidente Donald Trump, y dio así luz verde para que el pleno vote sobre el avance del proceso hacia el Senado.

En el Comité la votación siguió los lineamientos partidistas: 23 a favor y 17 en contra.

Tras la aprobación de los cargos, la Casa Blanca reaccionó de inmediato. Trump “desea recibir un trato justo en el Senado y un debido proceso que desgraciadamente se le sigue negando en la Cámara de Representantes”, dijo en un comunicado la portavoz Stephanie Grisham.

“Esta farsa desesperada de la investigación de juicio político en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes ha alcanzado su final vergonzoso”, agregó Grisham.

Las investigaciones de los legisladores demócratas concluyen que Trump abuso de su poder al retener ayuda militar a Ucrania y presionar al presidente de ese país para que investigara al exvicepresidente Joe Biden. En ambos casos privaron los intereses electorales y personales, aseguran.

Además al presidente se le acusa de obstrucción al intentar dificultar las investigaciones en su contra.

Para que el proceso siga su curso, la votación en el pleno de la Cámara, controlada por los demócratas, necesita mayoría simple.

Después de ese paso, el turno es del Senado (de mayoría republicana) que celebrara un juicio donde el proceso de destitución necesita la aprobación de dos tercios para ser concretado.

Solo dos presidente en la historia enfrentaron un juicio político (Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998) y ninguno fue destituido. Richard Nixon renunció antes de la votación.