Rate this post

Torreón – México.- Autoridades mexicanas detuvieron al abuelo de un niño de 11 años que disparó contra sus maestros y compañeros en una escuela de Torreón, Cohauila, al norte del país.

El arresto está relacionados con las armas que utilizó el estudiante, una pistola calibre .40 y otra calibre .25, las cuales eran propiedad de su abuelo, informó la Fiscalía General del estado.

El fiscal general Gerardo Márquez explicó que las armas no están registradas y fueron adquiridas en Estados Unidos.

«Hasta el momento no se cuenta con ninguna justificación legal de la posesión», dijo el Márquez.

Al abuelo, identificado como José Ángel “N”, se le atribuye la comisión de delito por omisión en el homicidio doloso de la maestra María Assaf, por haber sido “negligente en la tenencia de armas de fuego”.

El 10 de enero, José Ángel Ramos estaba en su salón de clases cuando pidió permiso para ir al baño. Pero al tardar mucho tiempo la maestra fue a buscarlo y el niño le disparó mortalmente.

Acto seguido hirió a cinco estudiantes y un profesor antes de quitarse la vida.

Las autoridades dijeron que las armas estaban en la casa familiar y que ahí José Ángel tuvo acceso a ellas.

José Ángel cursaba sexto grado, tenía excelentes calificaciones y buen comportamiento. Autoridades estudian todas las hipótesis y no descartan que pudo actuar influenciado por videojuegos que simulan el manejo de armas de alto calibre.