Rate this post

Rhode Island – Estados Unidos.- Un grupo de manifestantes fue sorprendido por una camioneta que casi los arrolla, mientras protestaba frente a un centro de reclusión del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en Rhode Island.

El hecho ocurrió el miércoles en la noche, cuando manifestantes convocados por la organización Never Again Action, un colectivo judío que continuamente defiende los derechos de los inmigrantes, estaban sentados bloqueando el ingreso al centro de detención.

En ese momento una camioneta se aproximó en exceso a los manifestantes quienes se asustaron y comenzaron a gritar: “Todo el mundo está mirando”.

Los activistas divulgaron en redes sociales videos del suceso, grabados por los manifestantes, pero no se aprecia que la camioneta arrollara a ninguna persona.

El vehículo “se desvió intencionalmente hacia una fila de manifestantes, incluidos al menos tres menores, que estaban sentados frente a la entrada” de las instalaciones, dijo el grupo en su comunicado.

Luego la furgoneta aceleró y entró al centro de reclusión. “No creo que nadie haya sido atropellado directamente”, dijo Lex Rofeberg, un manifestante que no estaba en el camino del vehículo.

Luego del momento de tensión, autoridades rociaron gas pimienta y la protesta fue dispersada. Tres personas fueron hospitalizadas por la exposición a los gases, indicó el colectivo en un comunicado.