Rate this post

Brasilia – Brasil.- Cientos de personas marcharon, en distintas ciudades de Brasil, para apoyar al presidente Jair Bolsonaro, un mandatario que representa a la extrema derecha brasilera y que, con cinco meses en el poder, es rechazado por cerca del 40% de la población.

 

Cantando el himno nacional y agitando banderas, los partidarios del Jefe de Estado acusaron al Parlamento y al Supremo Tribunal Federal de sabotear el gobierno del exmilitar.

 

“Necesitamos limpiar el Congreso”, dijo, al respecto, Neymar de Menezes, un contratista de la construcción de 45 años.

 

“Desafortunadamente, todos los diputados están comprometidos y se trata de hacer tratos. Bolsonaro está luchando contra ellos solo”, agregó el hombre.

 

Las movilizaciones a favor del Presidente se produjeron una semana después de las protestas que se registraron en toda la nación amazónica, en rechazo a los recortes impuestos por el Gobierno federal a la educación pública.