Rate this post

Nevada – Estados Unidos.- Con más de 46% de apoyo el senador Bernie Sanders ganó este sábado las primarias del Partido Demócrata en Nevada, rumbo la elección presidencial del 2020. De los seis candidatos que se encuentra en la carrera electoral, Sander no solo obtuvo el mayor apoyo, sino que también recibió más del doble de los votos con relación al segundo candidato, el exvicepresidente Joe Biden.

A las nueve de la noche de Las Vegas, con un 50% de avance en el recuento, el vicepresidente Joe Biden aparecía con el 19% de los delegados estatales, menos de la mitad que Sanders. Les seguía el alcalde Pete Buttigieg, con el 15%, y la senadora Elizabeth Warren, con un 10%.

La victoria contundente de Sanders en Nevada tiene un significado especial en estas primarias. El proceso está condicionado por la decisión de California de poner sus primarias el próximo 3 de marzo, el llamado supermartes, junto con otros 15 Estados, incluido Texas.

California reparte 415 delegados y Texas 228 (por comparación, en Nevada se elegían 36). Estos dos Estados son muy parecidos demográficamente a Nevada, porque tienen un tercio de población latina.

“Por lo que hemos visto hoy, vamos a ganar las primarias en Texas”, dijo Sanders. “En Nevada hemos desplegado una coalición multigeneracional que va a barrer el país”, celebró el candidato desde San Antonio, Texas, donde ya se encuentra haciendo campaña para el supermartes.

La campaña de Sanders en Nevada ha sido sin precedentes, cientos de personas participaron en el puerta a puerta. El senador ha hecho un especial esfuerzo en conseguir el voto de los latinos, un tercio del electorado demócrata, centrándose en su mensaje de sanidad universal y educación superior gratuita.

Pese a las desfaborables cifras obtenidas, ninguno de los rivales de Sanders dio la más mínima impresión de querer arrojar la toalla.