Rate this post

México.-“Habrá operativos especiales y, desde luego, habrá agentes migratorios”. Esta fue la respuesta de la secretaria de Gobernación de México, Olga Sánchez Cordero, a la caravana migrante que partió de San Pedro Sula, Honduras, con destino a Estados Unidos, en la madrugada del miércoles.

Tras su reunión con el poeta Javier Sicilia, Sánchez Cordero habló sobre la marcha de centroamericanos que todavía transita por Honduras y que tiene previsto cruzar a Guatemala en las próximas horas. Está previsto que la caminata alcance México el sábado.

“Si desean tener algún tipo de estatus migratorio, los vamos a atender con muchísimo gusto, o de refugio o de asilo”, dijo la secretaria, además de mencionar que el número de participantes en la caravana es de unas 600 personas.

“México no es solamente un país de tránsito. No es un país que dé un salvoconducto, es un país que abre sus puertas a las personas que quieran entrar y migrar a nuestro país. De ninguna manera tenemos visas de tránsito o bien salvoconductos”, dijo.

Entre enero y noviembre de 2019, México detuvo a 179 mil 335 migrantes en situación irregular, la mayoría de ellos, 151 mil 547, procedentes de Centroamérica. Del total de arrestados, 117 mil 689 fueron deportados. Aunque el INM todavía no ha ofrecido las cifras finales de 2019, estas ya superan a las del año anterior, cuando fueron detenidos 131 mil 445 migrantes y deportados 115 mil 686.