Rate this post

Los Ángeles – Estados Unidos.- El no estar presente en la alfombra roja de los premios Oscar, no quiere decir que no puedas asistir a las fiestas que realizan los artistas después de la ceremonia. El vivo ejemplo de ello ha sido Adele, quien no cautivó miradas en los Premios de la Academia pero sí deslumbró con su nueva figura en la la fiesta de Beyoncé y Jay Z.

“¡Irreconocible!” fue así como los asistentes a la fiesta posterior a los Oscar se expresaron de la intérprete de ‘Rolling in the Deep’, Adele, quien apareció muy hermosa y con un cuerpo envidiable.

“Ha perdido más peso… Todo el mundo estaba como ‘¿Es Adele?”, expresó un testigo, “Vistió un increíble vestido dorado de borlas, era un look bastante setentero con todo el maquillaje y su cabello. ¡Se veía increíble!”, añadió.

Pese a que en este tipo de fiestas las fotografías no están permitidas, Kinga Rusin, una aclamada presentadora de televisión originaria de Polonia, se atrevió a realizarse una instantánea con Adele para inmortalizar el momento y demostrar lo hermosa que se ve la cantante. Rusin utilizó su cuenta oficial de Instagram para compartir la imagen.

“Hablé con Adele durante 30 minutos y no me di cuenta de quién era hasta que me dijo su nombre. Realmente parece otra mujer después de su considerable pérdida de peso. Charlamos sobre zapatos y bailamos muchos en una noche increíble”, escribió la presentadora en su Instagram.

La fotografía de la intérprete de “Someone Like You” se suma a las imágenes que se han filtrado de ella durante sus vacaciones junto al cantante Harry Styles y al presentador británico James Corden.

En octubre de 2019, Adele ya había sorprendido a todos con su delgadez durante la la fiesta de cumpleaños VIP de Drake en octubre de 2019.

Según comentó recientemente Camila Goodis, entrenadora personal de Adele, la artista ha perdido más de 100 libras en solo unos meses gracias a y a su nuevo estilo de vida. La británica ha estado en una estricta dieta a base de jugo verde en donde únicamente ingiere 1000 calorías al día.

“El divorcio es lo que realmente ha inspirado a Adele a querer ser más saludable, pues quiere estar sana para su hijo. Ella está feliz, se divorció y creo que es una gran motivación (…) Creo que fue algo realmente positivo en su vida, porque la ha hecho lucir fantástica”, expresó Goodis.