Rate this post

Tecun Uman – Guatemala.- Tras entonar una oración, el himno nacional y varias consignas de lucha, más de 3mil migrantes centroamericanos de la Caravana que partió de Honduras y que actualmente se encuentra en Guatemala, se dirigieron al puente fronterizo con México para solicitar a las autoridades mexicanas que abrieran las puertas del país . Tras la negativa de las autoridades, cientos de migrantes comenzaron a cruzar el río Suchiate rumbo a México de manera ilegal.

“Por el puente o por el río, no hay miedo; ya estamos acostumbrados a la represión; en tu país te reprimen, te golpean siempre es así”, dijo Edwin Chávez, un joven de 19 años de Tegucigalpa.

Con equipos antimotines, un centenar de guardias  se encontraban esperando a los migrantes del lado mexicano. El pasado sábado el puente fue cerrado por un intento masivo de cruce, en el intento se registraron varios golpes y empujones, pero no dejó heridos.

“Las medidas puestas en marcha durante el fin de semana han sido un éxito, los intentos en modo desordenado de los migrantes por cruzar la frontera han sido infructuosos“, explicó el gobierno mexicano.

Durante los primeros meses del año, el río Suchiate  se encuentra bajo por lo que a los migrantes le es más sencillo cruzar caminando.
En los últimos meses, México redobló sus esfuerzos desplegando miles de efectivos militares en sus dos fronteras y en las principales rutas migratorias con el fin de impedir que los migrantes lleguen a territorio estadounidense.

“El gobierno mexicano ha dejado claro que no ofrecerá ninguna visa que pueda utilizarse para viajar al norte, y que cualquiera que viaje sin documentación adecuada será detenido, enviando un firme mensaje al gobierno de Trump de que el gobierno mexicano está haciendo su parte para asegurarse de que los miembros de la caravana no llegan a la frontera estadounidense”, dijo Maureen Meyer, directora para México y derechos de los migrantes en la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés).