Rate this post

Ciudad de México – México.- Un nuevo caso de feminicidio se ha registrado en un barrio al norte de Ciudad de México, la víctima es una mujer identificada como Ingrid Escamilla de 25 años de edad, el victimario presuntamente es su esposo, un hombre de 46 años de edad que fue encontrado en el lugar del crimen con manchas de sangre en su cuerpo y su ropa.

Pese a que el hombre ya se encuentra detenido, familiares de las víctimas de violencia contra la mujer y organizaciones que rechazan estas muertes se encuentran exigiendo penas más severas para los perpetradores de estos asesinatos.

Según información suministrada por la Policía de México, Escamilla fue asesinada tras una discusión con su esposo, presuntamente el sujeto atentó contra la vida de la joven sin medir el desenlace.

La escabrosa muerte de Escamilla hizo que muchos en México pidieran incluso cadena perpetua para su asesino, una posibilidad que se abrió en marzo de 2018, cuando por primera vez la Fiscalía Especializada en Feminicidios de la Fiscalía del Estado de México, consiguió la primera sentencia a cadena perpetua por feminicidio.

América Latina presenta cada año cifras más elevadas de feminicidios,  de los 25 países del mundo que figuran como los más violentos en contra de la mujer, 14 se ubican en dicha región.

Según un informe de la ONU y a pesar de que existe una gran tasa de impunidad, en América Latina todos los países han incorporado nuevas leyes para tipificar el delito de feminicidio, a excepción de Cuba y Haití.

México: La pena para el delito de feminicidio es de entre 40 y 60 años de prisión.

Argentina: El artículo 80 del Código Penal, establece “reclusión perpetua o prisión perpetua” a quien mate, entre otros, “a una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género”.

Bolivia: Pena de 30 años de prisión para quien mate “a sus descendientes o cónyuge, o conviviendo, sabiendo que lo son”.

Brasil: Código Penal de Brasil impone una pena de prisión de entre doce y treinta años para el asesino de una mujer por razón de su género.

Chile: Las penas por este delito van desde los 15 años y un día hasta la prisión perpetua.

Colombia: Quien mate a una mujer por su condición de ser mujer o por su identidad de género, podrá ser condenado a una pena de entre 250 y 500 meses de prisión.

Ecuador: El  artículo 141 del Código Penal, establece que quien “como resultado de relaciones de poder manifestadas en cualquier tipo de violencia, dé muerte a una mujer por el hecho de serlo o por su condición de género”, será castigado con una pena de cárcel de entre 22 y 26 años.

El Salvador: En este país, “quien le causare la muerte a una mujer mediando motivos de odio o menosprecio por su condición de mujer” tendrá una pena de prisión de entre 20 y. 35 años, según el Código Penal.

Honduras: Establece una pena de prisión de entre 30 y 40 años de prisión.

Guatemala: La persona responsable de este delito será sancionada con una pena de prisión de 25 a 50 años.

Panamá Este país establece penas de 25 a 30 años.

Perú: Este país rompió récords en cifras de feminicidios en 2019, pues ese año se registraron 168 casos de feminicidios, 19 casos más que el año anterior. El delito de feminicidio se castiga con una pena “no menor” a 15 años.

Uruguay: Pena de prisión de 15 a 30 años para quien cometa feminicidio.