Rate this post

Arizona – Estados Unidos.- Casi cinco años pasaron para que iniciara el juicio por una demanda contra las condiciones de reclusión de inmigrantes en instalaciones de la Patrulla Fronteriza en Arizona, justo en momentos en los que agencias federales están siendo cuestionadas por la muerte de personas bajo su custodia.

La demanda, interpuesta por la Unión Americana para las Libertades Civiles y otras organizaciones,  precisa que en ocho instalaciones de la Patrulla Fronteriza las condiciones de retención son “inseguras e inhumanas”.

El recurso presentado en 2015 denunciaba las deplorables condiciones de reclusión que, según diversas organizaciones, se han ido agravando con el aumento de inmigrantes en custodia desde el año pasado.

Un analista dio su testimonio en el juicio según reseñó Univisión. Éste calculó que las personas pasaban en promedio 54 horas detenidos.

Las instalaciones de la Patrulla Fronteriza son para retenciones breves.

Fotografías que forman parte de la evidencia revelaron casos de hombres amontonados bajo una manta térmica de aluminio y a una mujer utilizando un piso de concreto lleno de basura para cambiar el pañal a un bebé.

También hay imágenes de inodoros oxidados, papel higiénico sucio en el piso y una fuente de agua que no funcionaba.

En 2016 el juez federal de distrito, David C. Bury, ordenó proporcionar colchonetas limpias y cobijas delgadas a los migrantes que sean retenidos por más de 12 horas y que les permita lavarse o asearse.