Rate this post

Washington – Estados Unidos.- La oficina de Comercio Exterior de los Estados Unidos investigará la tasa Google. De determinar los Estados Unidos que el gravamen penaliza injustamente a sus empresas, podría aplicar aranceles a las importaciones francesas.

Pese las amenazas de aranceles realizadas por EE.UU a Francia, el Senado francés adoptó la legislación de la tasa Google.

París decidió anticiparse en torno al impuesto de los servicios digitales de Google, Apple, Facebook y Amazon,  esperando que otros países se sumen a la iniciativa.

La acción de la Administración de Donald Trump utiliza la misma base legal con la que atacó a China por el robo de propiedad intelectual.

El impuesto francés, del 3%, se aplicará a empresas que facturan más de 750 millones de euros globales al año y que generan una cifra de negocio de al menos 25 millones en el país europeo.

La investigación que realiza Comercio Exterior durará aproximadamente un año, de determinarse que el impuesto tiene un impacto negativo para las empresas estadounidenses, se activará el mecanismo para compensar.

“La estructura del nuevo impuesto así como las declaraciones hechas por representantes del Gobierno sugieren que Francia está dirigiendo de manera injusta el impuesto a ciertas empresas tecnológicas basadas en EE UU”, manifestó Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior.

Asegurando sentirse preocupado, Lighthizer indicó que  “El presidente ha ordenado investigar los efectos y determinemos si es discriminatoria o irrazonable y grava o restringe el comercio”.