Rate this post

Washington – EE.UU.- Las fuertes lluvias registradas este fin de semana al sureste de Estados Unidos ocasionaron inundaciones repentinas en Nueva Orleans y zonas adyacentes que dejaron un saldo de dos muertos. El Centro de Predicción de Tormentas del Servicio Meteorológico Nacional alerto que continúa la existencia de riesgo de “lluvias excesivas desde partes de la costa central del Golfo hasta los Apalaches centrales y Mid-Atlantic”.

 

Durante el domingo unos 11,500 habitantes de Nueva Orleans se quedaron sin suministro eléctrico. Entre tanto el gobernador de Mississippi, Phil Bryant, informó a través de su cuenta en Twitter que había firmado la declaración de estado de emergencia para todas las áreas afectadas por las tormentas.  La misma medida fue adoptada por el gobernador de Louisiana quien además exhortó a los residentes a seguir las recomendaciones que se han dado para estos casos.

 

Según el Servicio Meteorológico Nacional “Las lluvias y tormentas eléctricas se prolongarán a lo largo de la costa oriental del Golfo y partes de Florida hasta el martes por la mañana… La lluvia también se desarrollará sobre partes de los grandes lagos bajos/Valle de Ohio en el norte del Atlántico medio y partes del noreste.”

 

El aumento en los niveles fluviales en Luisiana y Mississippi se ha visto afectado por las fuertes precipitaciones.