Rate this post

Ciudad de Guatemala – Guatemala.- En unas elecciones marcadas por la abstención, el candidato conservador Alejandro Giammattei,de 63 años de edad,   logró ganar la presidencia de Guatemala con el 58,1% de los votos (1.900.000 votos ), sobre la candidata Sandra Torres quien obtuvo el 41,8% (casi 1.350.000 ).

El nuevo presidente electo y exjefe de prisiones, intentó en cuatro oportunidades llegar al poder y en este 2019 lo logró ganando en casi todas las ciudades del país.

La toma de posesión para remplazar a Jimmy Morales, uno de los presidentes con más baja popularidad del continente por sus malas políticas, se realizará en enero de 2020.

Giammattei, con un discurso liberal en lo económico y conservador en lo social, tendrá un duro trabajo en la presidencia de Guatemala, actualmente el país afronta una difícil situación en los dos ámbitos (económico y social). El programa del nuevo mandatario está centrado en el combate a la corrupción, la reactivación económica , la lucha contra el desempleo y ponerle fin a la violencia.

“Yo no voy a ser el primer mandatario sino el primer servidor de la nación. No vamos a ser los gobernantes perfectos, pero vamos a ser los gobernantes correctos para transformar el país”  dijo frente a  sus simpatizantes.

La abstención la verdadera ganadora

Sin colas frente a los centros electorales, ni emoción democrática, se desarrollo el proceso electoral. La participación de los electores de Guatemala tan solo llegó al 42%, en un padrón electoral que supera los ocho millones de votantes.

“El abstencionismo se explica porque ninguno de los dos candidatos satisface las aspiraciones de los votantes.
Sandra Torres es la representante más conspicua de la vieja política, mientras Giammattei solo es una persona obsesionada por el poder, sin más meta que alcanzar la presidencia sin ningún programa de gobierno”, señala Luis Linares, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales.