Rate this post

Washington – EE.UU.- Los activistas que se encuentran atrincherados en la embajada venezolana en Estados Unidos ignoraron este martes las acusaciones de invasión de propiedad privada y se quedaron en el lugar.

 

Los activistas que desde hace más de un mes protestan dentro de la embajada en Washington consideran a Nicolás Maduro como legítimo presidente de Venezuela, se ha hecho habitual que coreen consignas desde las ventanas del edificio mientras adversarios al régimen de Maduro les increpan desde la calle.

 

Aunque las autoridades emitieron una orden de desalojo los invasores aseguran que permanecerán ocupando la sede diplomática como muestra desafiante al reconocimiento que el gobierno de Estados Unidos ha dado a Juan Guaidó, como presidente legítimo de Venezuela.

 

El activista Kevin Zeese informó que un total de cuatro personas son las que ocupan la sede y que poseen agua y alimentos suficientes como para dar continuidad a su protesta, calificó la orde de desalojo como ilegal razón por la que no la acatarán.

 

La advertencia emitida por las autoridades surgió tras la solicitud de ayuda para desocupar la edificación efectuada por el nuevo embajador en Washington, Carlos Vecchio, quien fue designado por Guaidó.

 

El Departamento de Estado informó que «hasta tanto se hayan ido los intrusos, no se permitirá el ingreso de individuo alguno a la embajada».

 

Inicialmente el grupo de invasores estaba constituido por al menos 30 activistas, sin embargo, se han reducido considerablemente. Desde la semana pasada no poseen suministro de electricidad.