Rate this post

Ciudad de México – México.- El gobierno de México anunció, este martes, la conformación de un equipo que se encargará de poner en marcha el acuerdo migratorio y de seguridad que fue alcanzado, la semana pasada, con Estados Unidos.

 

Durante una rueda de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el ministro de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, comunicaron que el grupo estará conformado por representantes de la Cancillería y por comisionados de la Secretaría de Bienestar y Trabajo.

 

Adicionalmente, Ebrard informó que, en el equipo, también estarán el general Vicente Antonio Hernández, comandante de la zona militar en la localidad de Tapachula, en Chiapas, y Francisco Garduño, responsable de los centros penitenciarios de todo México.

 

El general Hernández tendrá la misión de acelerar el despliegue de la Guardia Nacional mexicana en las regiones que limitan con Guatemala. Mientras tanto, Garduño deberá encargarse de ampliar y mejorar las estaciones migratorias que México tiene muy cerca de su frontera sur.

 

Aunque esos recintos no fueron diseñados para funcionar como cárceles, en la práctica sirven como centros de detención de indocumentados. Muchos se encuentran tan llenos de personas, que están al borde del colapso.

 

El objetivo del plan trazado por el Ejecutivo azteca busca contener el avance de inmigrantes centroamericanos a través del territorio mexicano y su posterior llegada a Estados Unidos. Como parte de la estrategia, México piensa ofrecer a los indocumentados opciones para regularizar su estatus legal, so pena de deportar a aquellos que no acepten registrarse.

 

Otra parte de la estrategia implica enviar funcionarios a la frontera norte, con el objetivo de atender a los migrantes que solicitaron asilo ante las autoridades estadounidenses y que aguardan en suelo mexicano a que se estudien y resuelvan sus casos.