5 (100%) 3 votes

Roma – Italia.- Cristiano Ronaldo ha sido noticia y no por su rendimiento dentro de las canchas. El futbolista, actual ficha de la Juventus de Turín ha acaparado titulares por los ademanes que exhibió, este domingo, a la hora de ser sustituido.

 

Corría el minuto 55 del encuentro entre la Juve y el AC Milan. Justo en ese tramo el técnico Maurizio Sarri ordenó la salida del portugués. A partir de entonces, su puesto fue ocupado por el argentino Paulo Dybala.

 

Bastó con que el cuarto árbitro anunciara el cambio para que Ronaldo se marchara, haciendo aspavientos, directo al vestuario. El atacante ni si quiera esperó que culminara el compromiso, pues se retiró del Jueventus Satadium tres minutos antes de que acabara el tiempo reglamentario.

 

Para cuando abandonó el partido, la Juventus y el AC Milan empataban a cero goles. A pesar de su potencial, Cristiano no había cumplido el rol protagónico que se le exige desde su llegada a la “Vecchia Signora”.

 

Aun cuando Dybala, su sustituto, rompió la paridad para que los blanquinegos ganaran por la mínima, CR7 no hizo más que dejar en evidencia su malestar.

 

Una situación similar se presentó la semana pasada, en el encuentro de Champions entre la Juve y el Lokomotiv.

 

En el minuto 88, ambas oncenas empataban 1 – 1 y Cirstiano no vivía un buen momento. En virtud de ese escenario, el técnico Sarri pidió su reemplazo. El jugador luso lo acató, pero se fue a la banca evidentemente incomodado.