Purdue Pharma se declara culpable en un caso penal

10

USA. Purdue Pharma se declaró culpable el martes de tres cargos criminales, admitiendo formalmente su papel en una epidemia de opioides que ha contribuido a cientos de miles de muertes en las últimas dos décadas.

En una audiencia virtual con un juez federal en Newark, Nueva Jersey, el fabricante de OxyContin admitió haber obstaculizado los esfuerzos de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos para combatir la crisis de adicción. Purdue reconoció que no había mantenido un programa efectivo para evitar que los medicamentos recetados fueran desviados al mercado negro, a pesar de que le había dicho a la DEA que sí tenía un programa de ese tipo, y que proporcionó información engañosa a la agencia como una forma de impulsar cuotas de fabricación de la empresa.