Rate this post

Jackson – EEUU.- Andrés Gómez-Jorge es un inmigrante guatemalteco, al que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) detuvo, el pasado miércoles, en medio de las redadas que fueron efectuadas en el estado de Mississippi.

 

Desde ese día, el indocumentado, quien trabajaba en la planta de Morton Koch Foods, se encuentra en paradero desconocido. Tanto su esposa, como sus hijos de 11, nueve y seis años, así como un pequeño de meses, se encuentran desesperados por encontrarlo.

 

“No sabemos dónde está”, indicó Juana, su esposa. La mujer agregó que en el seno familiar no saben si el hombre se encuentra con vida o si está muerto.

 

El caso de Gómez-Jorge se ha hecho viral, gracias a la entrevista realizada por un medio estadounidense. En ella se ve a Magdalena, la hija mayor, llorando desconsolada, a causa de la incertidumbre generada por el arresto de su papá.

 

“Su padre es muy importante para ella. Está conmovida”, dijo la madre de la menor, al referirse al estado anímico de su primogénita.

 

Durante las operaciones ejecutadas la semana pasada en Mississippi, ICE logró detener a, por lo menos, 700 indocumentados. De ese total, 300 ya se encuentran en libertad.