Rate this post

Houston – EEUU.- Los cuerpos de cuatro inmigrantes indocumentados fueron localizados, por agentes de la Patrulla Fronteriza, cerca del río Grande, afluente que demarca el límite entre México y Estados Unidos.

 

De acuerdo con Eddie Guerra, alguacil del condado de Hidalgo, en Texas, los cadáveres se hallaron al sur de la ciudad de McAllen, en un área de manejo de vida silvestre conocida como Las Palomas.

 

Dentro de los fallecidos había dos bebés y un niño. Según las autoridades, los menores estaban acompañados por una mujer, de 20 años de edad.

 

Las versiones oficiales indican que los indocumentados murieron ahogados, cuando intentaron cruzar el río para poder llegar a territorio estadounidense.