Rate this post

Ciudad de México – México.- Un niño guatemalteco, de 10 años de edad, logró sobrevivir a la herida que le fue infligida en su cuello, cuando intentaba llegar a Estados Unidos.

 

El menor, identificado como Cristian, fue hallado, el sábado, junto al cuerpo sin vida de su padre, al oeste de Morelos, un estado que se ubica al centro de la geografía mexicana.

 

Las víctimas intentaban cruzar, junto a otros dos familiares, el territorio azteca. Para ello habían pagado a traficantes de migrantes, que les ayudarían a atravesar México y a alcanzar suelo estadounidense.

 

Sin embargo, en un punto del viaje, las cuatro personas fueron secuestradas por presuntos integrantes de la organización criminal “Los Zetas”.

 

Los delincuentes solicitaron un rescate de 11 mil dólares, de los cuales sólo fueron cancelados ocho mil.

 

Después del pago, la familia no supo más de sus parientes, hasta que se les comunicó la muerte de uno de ellos.

 

Mientras el pequeño Cristian termina de recuperarse en el Hospital General de Cautla, en Morelos; el cuerpo de su padre será repatriado a su país de origen.

 

Los otros dos guatemaltecos, que escaparon ilesos de los captores, están fuera de peligro y bajo la custodia de las autoridades migratorias mexicanas.