Rate this post

Arizona – Estados Unidos.-  Por golpear de manera intencional con un vehículo oficial a un inmigrante guatemalteco, un agente de la Patrulla Fronteriza identificado como Matthew Bowen, se vio obligado a renunciar a su cargo para evitar un juicio en su contra.  Bowen, se declaró culpable del proceso.

El incidente con el guatemalteco Antolín Rolando López-Aguilar, se registró diciembre del 2017, pero el proceso legal en contra del agente de la patrulla fronteriza inició en mayo de 2018, luego de que Bowen diera una versión falsa de los hechos a sus superiores. En este mes de agosto iniciaría el juicio en contra del agente por lo que prefirió llegar al acuerdo de culpabilidad.

El agente fronterizo fue acusado por privar “deliberadamente a López-Aguilar de sus derechos mediante el uso de fuerza excesiva, golpeándolo intencionalmente con un vehículo motorizado, resultando en lesiones corporales”, indicó la Fiscalía.

Durante la investigacion, en el teléfono celular Matthew Bowen, fueron encontrados varios mensajes de texto en los que calificaba a los inmigrantes de “salvajes”, “infrahumanos” y “frijoleros”.