Rate this post

Washington – EEUU.- Fuentes anónimas confirmaron a la agencia de noticias Asociated Press que Estados Unidos lanzó un ataque cibernético contra los sistemas informáticos de Irán, en respuesta al derribo de un avión no tripulado estadounidense.

 

Al menos tres funcionarios, que pidieron ser no identificados, pues no tenían autorización para declarar, aseguraron que la arremetida fue ejecutada el pasado jueves, tras recibir el visto bueno del presidente Donald Trump.

 

Ese mismo día se supo que el primer mandatario había ordenado suspender la operación militar convencional, con la que la Casa Blanca y El Pentágono pensaban reaccionar al derribo del dron que, a decir de Washington, cumplía funciones de vigilancia. Teherán, por su parte, ha argumentado que el aparato violó su espacio aéreo, en una misión de espionaje.

 

La embestida cibernética permitió a las fuerzas militares de Estados Unidos inhabilitar los sistemas iraníes, que controlan los lanzadores de cohetes y misiles.

 

En el último año, las Fuerzas Armadas estadounidenses se han concentrado en enfrentar a sus adversarios, a través de medios no tradicionales, como los ataques en el ciberespacio.