Rate this post

Nueva York – EEUU.- La justicia estadounidense desea que Joaquín Guzmán Loera, el narcotraficante al que el mundo conoce como alias “El Chapo”, pase el resto de sus días en la cárcel.

 

Por ese motivo, fiscales del estado de Nueva York, la región en la que se encuentra la corte federal que juzga al capo mexicano, han solicitado al juez Brian Cogan que castigue a Guzmán Loera con una pena de cadena perpetua, a la que se deberán sumar 30 año adicionales.

 

“Una sentencia a perpetuidad garantiza la protección de la sociedad de nuevos crímenes del acusado, que ha dedicado tres décadas a sus acciones ilegales y obstruido la justicia para evitar la responsabilidad por esos crímenes”, se lee en la carta que la Fiscalía remitió al magistrado Cogan.

 

No conforme con esa petición, la parte acusadora ha exigido que “El Chapo” sea obligado a compensar monetariamente a las víctimas de sus delitos. Esas indemnizaciones saldrían de los más de 12 mil millones de dólares que Guzmán habría ganado con la venta de estupefacientes.

 

Jeffrey Lichtman, el representante legal de otrora líder del Cartel de Sinaloa, calificó como “superfluo” el requerimiento de la contraparte. También aseguró que el dinero al que se hace referencia no es real, pues “el gobierno aún no localiza un solo centavo”.

 

Del mismo modo, el defensor del narcotraficante consideró “absurdo” que a una sentencia de cadena perpetua se le quieran añadir 30 años más.

 

En febrero de este año, Joaquín Guzmán Loera fue hallado culpable de asociarse y de conspirar para cometer asesinatos, y para transportar toneladas de droga hasta Estados Unidos. El fallo en su contra será conocido el venidero 17 de julio.