Rate this post

Boston – EE.UU.- Este lunes la actriz Felicity Huffman, se declarará culpable por pagarle a una persona para que manipulara el examen de admisión universitaria de su hija, este es uno de los tantos casos que forman parte del escándalo en el que se encuentran involucrados un grupo de padres adinerados que sobornaron a autoridades universitarias con el fin de asegurar vacantes en prestigiosas instituciones educativas de Estados Unidos.

 

La actriz de la serie “Desperate Housewives” emitirá la declaración ante un tribunal federal de Boston por el cargo de conspiración por pagar 15.000 dólares para que alguien corrigiera en secreto las respuestas del examen SAT de ingreso a la universidad de su hija, reseñó Reuters.

 

Huffman forma parte del grupo de 50 personas que se encuentran acusadas de participar en un esquema de fraudes en el que padres adinerados sobornaron a entrenadores pagándoles 25 millones de dólares para que los ayudaran a que sus hijos ingresaran a universidades como Yale, Georgetown o California del Sur.

 

En marzo William “Rick” Singer, consultor de admisiones universitarias de California, se declaró culpable por haber facilitado los fraudes y ayudado a sobornar a los entrenadores.