Rate this post

Los Ángeles – EEUU – Facebook, la compañía liderada por el empresario estadounidense, Mark Zuckerberg, informó que, a partir de este miércoles, limitará el uso de las transmisiones en vivo que se pueden hacer desde su red social homónima.

 

La intención, según ha dicho Facebook, es la de evitar que le herramienta que permite hacer “streaming” sea empleada para “causar daño o propagar el odio”, tal y como ocurrió el pasado 15 de marzo, en dos templos musulmanes de Nueva Zelanda.

 

Aquel día, un sujeto, que fue identificado como Brenton Harrison Tarrant, ingresó a las mezquitas de Al Noor y Linwod. El hombre no sólo abrió fuego, sino que pudo hacer transmisiones en vivo de los ataques, a través de Facebook Live.

 

Ambos atentados concluyeron con un total de 51 personas muertas.

 

En consecuencia, Facebook ha decidido que cualquier usuario que haya infringido las políticas de su principal red social no podrá utilizar la plataforma de transmisiones en vivo, por un período de 30 días continuos, que empezarán a contarse a partir del momento en el que se cometa la infracción.

 

Anteriormente, si alguien violaba las normas, la empresa sólo eliminaba la publicación y suspendía la cuenta del infractor por un corto período de tiempo.