Rate this post

Fukuoka – Japón.- Aprovechando el buen desempeño exhibido por sus negociadores, durante las conversaciones que finalizaron en un acuerdo migratorio con México, Estados Unidos ha instado a China a volver a la mesa, con la finalidad de cerrar un pacto comercial que, hasta la fecha, ha resultado esquivo.

 

Durante este sábado, el secretario del Tesoro de la administración Trump, Steven Mnuchin, aseguró que “sería genial” que las autoridades del gigante asiático se mostraran dispuestas a continuar con las rondas de contacto que se mantienen suspendidas desde el pasado mes de mayo.

 

“Si ellos quieren regresar y completar el trato en los términos que estábamos negociando, sería genial”, afirmó Mnuchin, durante su participación en la cumbre que se realiza en Fukuoka, Japón, y que congrega a los ministros de Finanzas y a los presidentes de los bancos centrales de las naciones que integran el G20.

 

Las negociaciones entre Estados Unidos y China fueron canceladas hasta nuevo aviso, en virtud de los profundos desacuerdos que hay entre Washington y Pekín, con respecto a las condiciones que se pretenden establecer en el acuerdo comercial. La imposición de un arancel de 25% a importaciones chinas valoradas en 200 mil millones de dólares también afectó la continuidad de los diálogos.

 

Aunque estaba previsto un encuentro entre Steven Mnuchin y Yi Gang, presidente del Banco Central chino, no se tenía considerado que la reunión sirviera de escenario para retomar el tema del pacto comercial. Según lo trascendido, el cara a cara entre ambos se limitaría a sentar las bases de la conversación que sostendrán el presidente Donald Trump y su homólogo Xi Jinping, durante la cumbre de mandatarios del G20. La cita se efectuará en la ciudad japonesa de Osaka, entre el 28 y el 29 de junio.