Rate this post

Ciudad del Vaticano – Roma – Miles de feligreses se concentraron este domingo en la Plaza San Pedro del Vaticano para conmemorar el domingo de ramos, agitando palmas y ramas de olivo las personas iniciaron la Semana Santa en medio del llamado del Papa Francisco a la Iglesia a ser humilde.

 

 

Tras una procesión en la Plaza de San Pedro, acompañado por obispos y cardenales y luego de leer el evangelio, Francisco exclamó en su homilía que era importante resistir a la tentación del triunfalismo y ser humildes, “Alegres aclamaciones a la entrada de Jesús a Jerusalén seguidas de su humillación. Llantos de emoción, seguidos de brutales torturas. Este misterio de dualidades acompaña nuestra entrada a la Semana Santa cada año”.

Francisco también pidió a la feligresía rezar por la paz, especialmente en Tierra Santa y en todo Oriente Medio.

 

El Domingo de Ramos es la festividad con que los cristianos celebran la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en donde fue alabado como mesías, para luego ser crucificado, esta fecha marca el inicio de la semana más importante para el catolicismo la cual concluye siete días después con el Domingo de Resurrección.

 

Según reseño Reuters, se tiene previsto que el Jueves Santo, Francisco viaje a ciudad de Velletri, en el sur de Roma, para lavar y besar los pies de 12 reclusos en una prisión y conmemorar así el gesto de humildad de Jesús hacia sus apóstoles la noche antes de morir, de acuerdo a la tradición católica.