Rate this post

Los Ángeles – EEUU.- Los rumores se han confirmado. Bradley Cooper e Irina Shayk le han puesto fin a su relación de cuatro años, según reveló una fuente cercana a la pareja a la revista “People”.

 

De acuerdo con ese informante, el actor estadounidense y la modela rusa, quienes estuvieron juntos desde 2015, intentan llegar a un acuerdo amistoso sobre la custodia de su hija, Lea de Seine, de apenas dos años.

 

La separación es tan inminente que, en las últimas horas, se ha visto a Shayk retirar maletas de la residencia de Cooper.

 

El quiebre entre ambos era, desde hace algún tiempo, un secreto a voces. Esta misma semana, allegados comentaban que ninguno de los dos se sentían felices y que si permanecían juntos era por el bienestar de su primogénita.

 

De acuerdo con algunas especulaciones, la crisis entre Irina Shayk, de 33 años, y Bradley Cooper, de 44, se acentuó tras la filmación de “Ha nacido una estrella”, película que el norteamericano protagonizó junto a su compatriota, la cantante Lady Gaga.

 

Aunque la intérprete de “Bad romance” ha asegurado que la buena química que se vio en pantalla fue producto de una muy buena actuación, versiones indican que la relación entre ella y Cooper es especial.