Rate this post

Washington – EE.UU.- En medio de la dura campaña anti inmigrante emprendida por el gobierno del presidente de Estados Unidos, muchas han sido las ciudades y localidades que se han declarado “Santuario”, con el objetivo de bloquear o limitar el acceso de ICE a la comunidad inmigrante, no obstante, esto no ha sido impedimento para que el gobierno, pues ha encontrado diversas maneras de luchar contra esta situación.

 

Gracias a la colaboración “informal” de autoridades locales, los Agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) han logrado burlar las leyes “santuario” que brindan protección a la comunidad de inmigrantes indocumentados.

 

Diversas son las denuncias que han encendido las alarmas sobre esta red de colaboración, razón por la que activistas y abogados en el país han hecho un llamado a indocumentados, residentes en las zonas “santuario” a no bajar la guardia y estar atentos a los operativos y redadas que efectúa ICE.

 

Estados santuario como California, libran actualmente una batalla legal contra la administración de Trump, en defensa de las leyes que limitan la cooperación entre policías, alguaciles y efectivos de ICE, una materia que es netamente de competencia federal.