Rate this post

Nueva York – EEUU.- Dos oficiales del Buró de Prisiones de Estados Unidos fueron arrestados, por aparente incumplimiento del deber. Los funcionarios eran los encargados de vigilar a Jeffrey Epstein, el multimillonario que se suicidó, dentro de su celda, el pasado mes de agosto.

 

De acuerdo con fuentes cercanas al caso, Epstein no se encontraba acompañado la noche de su muerte. Ambos custodios se durmieron durante su guardia, permitiéndole al magante del mundo financiero quitarse la vida. Para remendar su error, los vigilantes recurrieron a la falsificación de registros.

 

El suicidio de Epstein es investigado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y por el Departamento de Justicia. Se considera que los arrestos son el primer resultado de las pesquisas.

 

Jeffrey Epstein, de 66 años, había sido acusado de crear una red dedicada al tráfico sexual de menores. Ese entramado tenía como centros de operaciones sus mansiones en los estados de Nueva York y Florida.