Rate this post

Buenos Aires – Argentina.- En un intento por contener la debilidad de la moneda, el Banco Central de Argentina vendió este martes 50 millones de dólares de sus reservas a 54,5298 pesos promedio.

Desde el resultado de las elecciones primarias, el domingo, el peso registró una de las caídas más importantes de su historia.

El lunes, en una caótica jornada, el dólar tocó máximos de 65 para luego cerrar en 57.

El martes en el inicio de sesión el peso cayó a 59 por dólar. Un día antes el Banco Central ya había inyectado 105 millones de dólares de fondos propios. También el Tesoro aportó 60 millones de dólares.

La agresiva intervención oficial, que no había sido política del gobierno del presidente Mauricio Macri, pudo estabilizar a $58,32, es decir, un peso arriba del cierre del lunes.

Las fuertes oscilaciones ocurren después del resultado electoral que da amplio favoritismo al opositor Alberto Fernández de asumir la presidencia y a la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, la vicepresidencia.

Pero, además, sumaron incertidumbre las palabras del presidente Macri, quien ante la inestabilidad bursátil, aseguró que “esto es una muestra de que la alternativa a nuestro gobierno carece de credibilidad, el kirchnerismo debe hacer autocrítica”.