Rate this post

Buenos Aires – Argentina.- El Gobierno que encabeza el presidente argentino, Mauricio Macri, desmintió haber ofrecido refugio al ex primer mandatario boliviano, Evo Morales.

 

La aclaratoria se produjo luego de que medios internacionales informaran que Morales, quien renunció a la Presidencia de su país la tarde de este domingo, buscaría asilo en Argentina.

 

Aunque aún es incierto el destino al que arribará el ex jefe de Estado, luego de haber presentado su dimisión, funcionarios de la Organización de Estados Americanos (OEA) confirmaron su llegada a Chimoré, una localidad que se ubica al centro de Cochabamba.

 

Esa región, considerada por muchos como la cuna política de Morales, se mantiene fiel al exgobernante y a su proyecto socialista.

 

De acuerdo con el diario argentino “Clarín”, el exmandatario estaría aprovechando su permanencia en esa entidad para sostener reuniones con líderes cocaleros.

 

Evo Morales llegó a Cochabamba en el avión presidencial, una aeronave que es operada por la Fuerza Aérea boliviana. De acuerdo con algunas versiones, ese componente militar aún respalda al expresidente.