Rate this post

Washington – Estados Unidos.- Los gobiernos de Estados Unidos y El Salvador firmaron un acuerdo de cooperación migratoria con el que la Administración Trump busca frenar la llegada de centroamericanos a la frontera sur del país.

El acuerdo incluye, entre sus «usos potenciales», que los migrantes que pasen por El Salvador puedan solicitar asilo en el país centroamericano.

«El fondo de este acuerdo es el asilo», dijo en rueda de prensa el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, acompañado por la canciller salvadoreña, Alexandra Hill.

La embajada de Estados Unidos en El Salvador agregó en un comunicado que el pacto forma parte de una estrategia para combatir «al crimen organizado, fortalecer la seguridad en la frontera y reducir el tráfico ilegal y la trata de personas, así como la migración forzada».

La embajada insistió en que la intención es proteger la integridad física y evitar los peligros que conlleva la migración irregular.

La canciller Hill aclaró que de ninguna manera se trata de un acuerdo de «tercer país seguro» y destacó que su gobierno busca solución para casi 200 mil salvadoreños en Estados Unidos que están próximos a perder el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) a partir del 2 de enero.