Rate this post

Diriyah – Arabia Saudita.- El mexicano Andy Ruiz y el británico Anthony Joshua pasaron la báscula sin inconvenientes, por lo que este sábado sonará la campana para la esperada pelea en Arabia Saudita.

Ruiz quiso engañar a su rival anunciando que llegaría más liviano para tener más agilidad, pero la báscula certificó que subió siete kilos en comparación con la anterior pelea. El púgil subirá al cuadrilátero con 128,6 kilos.

Joshua, más hermético sobre su estrategia, bajó 4,9 kilos. Marcó 107,5 kilos.

Andy, a quien se le vio sonriente, asistió a la ceremonia con un sombrero de mariachi, mientras que el británico subió a la báscula con sus audífonos.

A pesar de la rivalidad, los peladores mostraron cierta cordialidad, que se espera desaparezca en la revancha tras el combate que ganó Ruiz a Joshua, en junio, en el Madison Square Garden de Nueva York.

El mexicano defenderá sus títulos mundiales de peso pesado del OMB, AMB y FIB, mientras que el británico intentará recuperarlos.