Rate this post

Wimbledon, tercer torneo de Grand Slam en el calendario del tenis, presentará una novedad importante para su edición 2019, según anunció el All England Club, organizador de este evento.

A partir del próximo año, el certamen incluirá el desempate en el quinto set de los partidos cuando estos alcancen el marcador de 12-12, según se anunció en un comunicado.

En el mismo comunicado se señala que se llegó a esta decisión tras revisar los datos de encuentros de los últimos 20 años y consultar a los jugadores y los árbitros.

De este modo, Wimbledon será el segundo Grand Slam, tras el Abierto de los Estados Unidos, en introducir el desempate en el quinto set, aunque con la diferencia de que será con el marcador de 12-12 y no de 6-6 como es habitual.

“Ha llegado el momento de introducir el ‘tie break’ para aquellos partidos que no han acabado en un determinado punto del set definitivo. Según lo que sabemos, las posibilidades de que un partido se vaya muy largo en el quinto set son raras”, expresó Philipp Brook, presidente del All England Club.

Esta medida llega después de que en la edición de 2018, la semifinal entre el sudafricano Kevin Anderson y el estadounidense John Isner se decidiera por 26-24 en el quinto set, tras seis horas y media de partido. El propio Isner protagonizó junto al francés Nicolás Mahut el partido más largo de la historia en la edición 2010 de Wimbledon.