Rate this post

El candidato republicano en la elección especial este martes por una banca del Congreso de Estados Unidos de un distrito de Ohio llevaba una estrechísima ventaja.

El presidente Donald Trump proclamó la victoria del republicano Troy Balderson, aunque solo aventajaba al demócrata Danny O’Connor por 0,9 de punto porcentual, equivalente a unos 1.700 votos.

Balderson ostentaba 50,2% de los votos contra 49,3% para O’Connor, según las autoridades locales, que reconocieron una fuerte abstención.

No obstante, el ganador no había sido oficialmente proclamado, pues restaban varios milles de votos por correspondencia y votos provisorios.

La estrechez de la ventaja apunta a la vulnerabilidad de los republicanos en las cruciales elecciones legislativas de noviembre, en las que los demócratas apuestan a recuperar el control de la Cámara de Representantes.

Los republicanos son mayoría hoy en el Senado y la Cámara baja, pero ante la creciente frustración que provoca Trump, incluso dentro de su propio partido, el mismo mandatario teme un cambio de fuerzas en el Congreso, que podría impedirle avanzar su agenda y exponerlo a los esfuerzos de los demócratas por sacarlo del poder.

Por eso, la contienda de este martes en Ohio en un distrito bajo control republicano desde hace 30 años, y que Trump ganó por 11 puntos de ventaja en los comicios de 2016, era considerada por muchos como un referendo para el presidente, que hizo campaña durante el fin de semana para impulsar al aspirante republicano.

Asimismo, el comicio de Ohio es la última contienda entre republicanos y demócratas antes de las elecciones de noviembre.

Trump proclamó la victoria en Twitter, pese a que las cadenas no lanzaron proyecciones de victoria.

“Felicitaciones a Troy Balderson por una gran victoria en Ohio. Una carrera muy especial e importante!”, tuiteó el mandatario.

Pero O’Connor, de 31 años, no concedió la victoria al dirigirse a sus seguidores, al señalar que la carrera era prácticamente un empate.

“No nos detendremos ahora”, dijo. “Mañana descansamos, y luego seguimos peleando hasta noviembre”.

Ambos candidatos se disputaban la banca que dejó Pat Tiberi.

Se espera que Balderson y O’Connor vuelvan a enfrentarse dentro de tres meses por el derecho de representar al 12° distrito de Ohio por los próximos dos años en el Congreso.

  • ¿Ola azul? –

“Que haya un empate técnico indica que los republicanos de todo el país están en problemas”, había dicho a la AFP el profesor de ciencias políticas de la Universidad de Akron, David Cohen, antes de la elección.

“La ‘ola azul’ (el color de los demócratas) podría estar llegando” en noviembre, señaló.

El desafío de los republicanos es conservar la mayoría en la Cámara baja de 435 bancas, pero los expertos dicen que esto parece cada vez más difícil. Los demócratas necesitan ganar 23 escaños en todo el país para pasar a control el cuerpo.

Según un sondeo publicado el viernes por el sitio web de información política RealClearPolitics, los demócratas ganan en noviembre por 6,1 puntos porcentuales.

Los demócratas ya probaron fuerzas en varios distritos en el último año, ganando importantes elecciones especiales y llegando inesperadamente a derrocar a los republicanos en otras.

Cuatro estados (Kansas, Misuri, Michigan y Washington) celebran también primarias.

En Kansas, Trump apoya a un controvertido republicano, el fiscal general del estado, Kris Kobach, leal al mandatario y conocido por sus duras posiciones sobre inmigración, iba cabeza a cabeza con el saliente gobernador, también republicano.