Rate this post

Roma – Italia.- El Vaticano ha devuelto a Tierra Santa el pequeño trozo de madera que, según la creencia cristiana, perteneció a la pequeña cama en la que la virgen María depositó a Jesús, después de su nacimiento.

 

A mitad del siglo VII d.C., la Sagrada Cuna fue donada a la Santa Sede por el patriarca de Jerusalén, San Sofronio, quien la entregó al papa Teodoro (642 – 649). Sin embargo, este viernes regresó a su lugar de origen, por orden de Francisco, actual obispo de Roma.

 

El monseñor Leopoldo Girelli, delegado apostólico en Jerusalén y Palestina, hizo entrega de la reliquia al Fray Francesco Patton. El actual custodio de Tierra Santa hizo acuse de recibo de la pequeña pieza, a través de la firma de un documento.

 

Tras ese acto protocolar, los frailes realizaron una procesión que llevó al fragmento hasta el interior del monasterio de San Salvador, un recinto que pertenece a la orden de los franciscanos y que se encuentra dentro de la ciudad amurallada de Jerusalén.