Rate this post

LOS ÁNGELES.- Los deslaves en el sur de California ha dejado ya al menos 13 muertos y 25 heridos en Montecito, al noroeste de Los Ángeles, además de una serie de estragos en los condados de la región que recientemente fueron impactados por los incendios forestales, según confirmaron las autoridades locales.

El sheriff del condado de Santa Bárbara, Bill Brown, elevó la cifra de muertos de 8 a 13 en la tarde del martes durante una conferencia de prensa.

Las fuertes lluvias han provocado el cierre de carreteras en la región y deslizamientos de tierra en las zonas devastadas por las llamas en diciembre, donde los equipos de bomberos intentan rescatar personas atrapadas en sus vehículos por el lodo de las vías, en sus casas y entre árboles que han caído, dificultando sus labores. Las autoridades aseguran que han rescatado a unas 50 personas.

Las inundaciones han provocado que “múltiples” viviendas se desprendan de sus cimientos y han dejado al menos 13 víctimas mortales en Montecito, la zona más afectada durante este martes. Allí también se reportan al menos 25 heridos, entre ellos un menor, según Kelly Hoover, vocera de la Oficina del Sheriff del condado de Santa Barbara.

Los cadáveres han sido encontrados enterrados durante las operaciones de rescate en Montecito, un área donde solo había órdenes de evacuación voluntaria, informó el capitán de bomberos del condado de Santa Bárbara, Dave Zaniboni.

Esta zona quedó especialmente vulnerable y proclive a los aludes porque las laderas de las colinas habían sido arrasadas por el fuego. “Será mucho peor de lo que nadie imaginó para nuestra área”, dijo Mike Eliason, portavoz del Departamento de Bomberos. “Después de los incendios, este es el peor escenario”.

En la cuadra 300 de Hot Springs Road, rescataron seis personas y un perro después de que el lodo levantó las viviendas de sus cimientos y la empujó contra los árboles. Los bomberos también tuvieron que ingeniárselas para entrar a salvar a una niña de 14 años que se escuchaba llorar en una casa. Otra menor fue rescatada del lodo en ese mismo barrio.

Los equipos de rescate recurren a helicópteros, incluso durante las lluvias, debido a que las carreteras están bloqueadas, dijo la portavoz del condado de Santa Bárbara, Amber Anderson.

“Estamos realizando múltiples rescates. Habrá más”, dijo Zaniboni, antes de añadir que algunos de los que fueron puestos a salvo estaban enterrados en el barro. Varios miles de residentes no tenían electricidad.

Miles de evacuados

Las autoridades emitieron órdenes de evacuación el lunes, cuando los meteorólogos pronosticaron aludes de lodo en los vecindarios de las colinas donde el mes pasado ardió el incendio Thomas, el fuego más grande de la historia del estado.

Funcionarios del condado de Santa Bárbara emitieron órdenes de evacuación para cerca de 7,000 residentes de las comunidades de las laderas antes de que las lluvias torrenciales llegaran, pero aseguran que no todas las personas hicieron caso al llamado.

La tormenta se intensificó a eso de las 3:00 am y las personas empezaron a llamar para decir que estaban atrapadas en sus casas o en sus carros, que no tenían electricidad o que sus vías estaban colapsadas por las inundaciones y los escombros en la carretera.

Y es que la primera tormenta poderosa de la temporada azotó gran parte del estado con vientos y tormentas eléctricas. Una lluvia récord cayó también en la región de la Bahía de San Francisco antes de que gran parte del sistema climático pasara durante la noche, dejando lluvias decrecientes antes del amanecer del martes. El clima tormentoso continuó hacia el este, en el Valle Central y Sierra Nevada.

El centro de San Francisco registró un récord de 8 centímetros (3.15 pulgadas) de lluvia, rompiendo la vieja marca de 6 centímetros (2.36 pulgadas establecida en 1872). Eso convirtió el día en el decimosexto más húmedo de la ciudad desde 1849, informó el Servicio Nacional de Meteorología.

Cierres de vías

Los equipos de trabajadores retiraron escombros de los caminos en toda la zona metropolitana de Los Ángeles, incluso un tramo clave de la autopista 101 que debió cerrar temporalmente cerca de los límites de los condados de Santa Bárbara y Ventura.

La Patrulla de Carreteras de California informó que cerró la autopista 101 en dirección norte en la ruta 126 en Ventura y en sentido sur fue cerrada en el sur de Santa Bárbara. El cierre se debe a las inundaciones, escombros y una explosión causada aparentemente por una ruptura de una tubería de gas, según medios locales.

A los automovilistas se les pide evitar el área y tomar la autopista 5 como ruta alternativa.

En el área donde el incendio Thomas calcinó miles de acres, fue cerrada la ruta 33 al norte de la ciudad de Ojai y Caltrans anunció también el cierre de la ruta 150 cerca Lake Casitas.