En los tiempos romanos existían magistrados supremos, que los cónsules nombraban para que mandasen como soberanos y en consecuencia asumían todos los poderes de un estado, en la cual la dignidad del pueblo se perdía con su poder sin limitaciones constitucionales, que en la actualidad se acoge a la historia del principio marxista del ejercicio del poder del Estado, sobre la minoría como forma de gobernar que debería conducir a una sociedad sin clases. Como Nerón, el Emperador romano, que inició la primera persecución contra los cristianos y que mas tarde se suicidó, dejando en el mundo un legado triste y deshumanizado, porque la política fue para él, una forma de ver al ser humano como una hierva que solo tenía que morir a corto plazo.

No tendría forma de ser semejante la expresión que puede un gobernante tener cualidades de representatividad para quien gobierna, porque habría que estar muy poseído en política para convertirse en un tirano y dictador de un pueblo que teniendo todo se lo ha llevado a vivir en la pobreza y hundido en la miseria, porque le cambiaron el rumbo de una historia y una leyenda. Porque se han dado a cumplir consignas de falsas ideologías políticas que castigan a sus mandantes y se convierten en falsos líderes que son alimentados por la galopante corrupción, que les permite negociar con el grado de ignorancia de la gente, la que usan como tarjeta de crédito a base del feudalismo con el que han avasallado a la dignidad de los pueblos como en la Edad Media,que arraigó en Europa occidental por los siglos IX y XIII hasta el triunfo de las revoluciones burguesas en Inglaterra.

Un especial análisis y de mucho contenido es tratar el caso de Venezuela y su pueblo, porque su actualidad social, política y económica, ha agravado con usurpación de los poderes del sistema democrático venezolano, por cuyo sostenimiento de su Democracia, se han sacrificado vidas humanas a manos de un gobierno por estar poseído a sus consignas que sigue necio en sostenerse en el poder. La última voluntad soberana de los venezolanos demostrada el 16 de julio 2017, fue mas que suficiente para que el poseído dictador le entregue el poder al pueblo mediante elecciones libres, democráticas y garantizadas, a fin de que el mandante supremo decida su destino de acuerdo a expresas disposiciones de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la que permite que una Constituyente no se puede realizar si no existe primero una Consulta Popular de su mandante, por lo tanto, el Ejecutivo representado por un gobierno poseído en una dictadura no le da legitimidad ni legalidad para un proceso que convoque el Consejo Nacional Electoral venezolano, y que justifica una violación constitucional.

El gobierrno madurista ya no tiene mas opciones para gobernar. El acto soberano de cerca de 8 millones de venezolanos en su exitoso Plebiscito, le dijo al oficialismo y al mundo entero,que la mayoría de su pueblo rechaza el modelo político dictatorial del presidente Maduro y que por lo tanto, lo que el mandante ha decidido es que haya elecciones libres e inmediatas, para recuperar la democracia y el orden constituido, única alternativa para evitar mas derramamiento de sangre, que facultaría a que todos los venezolanos recuperen la paz que les fue arrebatada al implantarse un modelo chavista con un membrete de la revolución del Siglo XXI,siguiendo ideas marxistas leninistas que ya pasaron a la historia y que no dejaron nada bien para el futuro de la humanidad.

La actualidad de Venezuela y su pueblo, está circunscrita bajo parámetros dictatoriales que no encajan por ningún lado. Es necesario entender que,las denuncias ante los organismos internacionales no han tenido resultados como era de esperarse. Sin embargo, lo que se está pensando hacer para que el gobierno de Maduro decline su mandato, está en aplicarle normas de la Carta Democrática de la OEA y de otra parte,que las denuncias hechas por Diputados de los países de Colombia y Chile ante la HAYA, sí tendría mejores resultados, porque las denuncias de estos congresistas la están basando en delito de lesa humanidad del gobierno del presidente Maduro,y entonces, todos los del Poder Ejecutivo que secuestraron los poderes del Estado, asumirían responsabilidades que iría hasta con encarcelamiento del Mandatario venezolano y sus altos funcionarios.

De otro lado, las sanciones de los Estados Unidos hacia Venezuela, tendrían efectos sumamente delicados hacia la ciudadania,porque si estas son de carácter económico se tendría que manejar la situación con mucho cuidado para evitar graves consecuencias que estarían siendo contraproducentes,pero que son necesarias ante la gravedad de la situación política de este país, que ha sacrificado vidas para restaurar su Democracia,para quitarle no únicamente esa contaminación poseída que quiere persistir en la región sino desterrar la corrupción que tanto daño ha hecho a este país y sus instituciones, a los que hay que rescatar para devolverle su libertad.