Rate this post

Washington- Estados Unidos.- El Departamento de Defensa de los Estados Unidos, suspendió de forma inmediata parte de la ayuda militar que presta a Guatemala, la decisión se deriva de el uso indebido de algunos equipos, especificamente vehículos.

«El Departamento de Defensa ha cesado la transferencia de equipos y la capacitación a las Fuerzas de Tarea (…). También está evaluando las transferencias al Ministerio de la Defensa de Guatemala caso por caso», aseguró un portavoz de la embajada de Estados Unidos en Guatemala.

En de agosto del pasado año, el gobierno de Guatemala utilizó  vehículos militares tipo jeep donados por Estados Unidos y con personal fuertemente armado para circular frente a la sede de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y algunas embajadas,  mientras se anunciaba la no renovación del mando del ente auspiciado por Naciones Unidas.

Desde esa momento, «el Ministerio de Gobernación (Interior) ha usado en otras oportunidades y  de manera incorrecta los vehículos donados por el Departamento de Defensa a las Fuerzas de Tareas Interinstitucionales», sostuvó el funcionario diplomático.

El Gobierno guatemalteco es un socio y partidario de los esfuerzos de seguridad de Estados Unidos en la región, pero el abuso en el uso de los vehículos, unos jeeps J8, «ha requerido una revisión del apoyo a los programas de cooperación de seguridad,» añadió el Pentágono el pasado año.

Por su parte el titular de la cartera del Interior de Guatemala aseguró que el «patrullaje» había sido parte de un procedimiento «normal», pese a que los vehículos habían sido asignados a Fuerzas de Tarea Interinstitucionales de los ministerios de Defensa y de Gobernación de Guatemala para el combate al narcotráfico y crimen organizado en áreas fronterizas del país.

El gobierno de Guatemala, que no hace mención a la decisión de Estados Unidos, recordó que ha obtenido «resultados positivos» en «temas de seguridad ciudadana» que se ven reflejados en los «indicadores de seguridad» que sitúan a Guatemala «con los mejores resultados en la reducción de los índices criminales de la región».