Rate this post

La oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) aumentará los costos de todos sus servicios. Aún no está claro cuándo se harán efectivos los aumentos de las tarifas, pero el nuevo año fiscal comienza en octubre, momento que frecuentemente se aprovecha para actualizar este tipo de procesos.

El último incremento a las tarifas se hizo en 2016 y está previsto que el nuevo aumento sea en 2018, debido a que un mandato del Congreso exige que la revisión sea cada dos años.

El promedio del último aumento fue del 21% en los trámites, pero algunos, como el Formulario I-129, para la petición de un trabajador no inmigrante, aumentó un 42% de 325 a 460 dólares.

El incremento significará un nuevo golpe a los inmigrantes, muchos de los cuales ya enfrentan problemas económicos para cubrir los costos de sus peticiones de Residencia Legal Permanente o naturalización. Algunas personas logran evitar el pago, pero sus casos son excepcionales y deben justificar que no pueden ahorrar los recursos para pagar los procesos.

Aquí se pueden consultar todos los costos de trámites y cómo aumentaron en 2016.