Rate this post

Los Ángeles – EEUU.- Un trabajo de investigación, realizado por el diario “San Diego Union-Tribune”, reveló que las autoridades migratorias estadounidenses emplean citatorios falsos, con la finalidad que los indocumentados que provienen de Centroamérica se vean obligados a permanecer en suelo mexicano.

 

De acuerdo con la política vigente, si un inmigrante ha llegado a Estados Unidos, procedente de países como El Salvador, Guatemala u Honduras, o de naciones suramericanas o caribeñas, esa persona debe apegarse al Protocolo de Protección de Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés). De acuerdo con esa regla, todo migrante ilegal que no sea mexicano y que haya solicitado asilo en Estados Unidos, deberá aguardar, en México, hasta que se resuelva su caso.

 

Aprovechándose de esa norma – y con la intención de que los indocumentados puedan permanecer en territorio estadounidenses – las autoridades de ese país han estado emitiendo Notificaciones de Comparecencia (NTA, por sus siglas en inglés) con fechas fraudulentas y no verificadas, incluso en aquellos casos en los que la persona ha completado, de forma satisfactoria, la primera fase de sus procesos judiciales para obtener el asilo.

 

De acuerdo con especialistas, la irregularidad viola la normativa que indica que, cuando los indocumentados concluyen sus casos en el tribunal de migración, se les debe permitir el ingreso y la estadía en Estados Unidos. Esos mismos expertos han advertido que emplear citatorios falsos “es un error que puede terminar muy mal”.

 

“La gente esperará innecesariamente durante mucho tiempo en México, expuesto a peligros, siendo que su caso ha concluido”, precisó Alex Gálvez, un abogado de inmigración, que ejerce en la ciudad de Los Ángeles.