Rate this post

Ciudad de Guatemala.- Al menos una persona a muerto y cinco han resultado heridas este domingo tras un enfrentamiento entre manifestantes antigubernamentales y hombres encapuchados y armados afines al gobierno del presidente Daniel Ortega en la capital de Nicaragua, según la policía nacional.

Según un comunicado de la policía, Max Romero, un joven de 16 años, ha muerto “ como consecuencia de fuego cruzado”. Los agentes culpan a los manifestantes de “grupos violentos” y “terroristas” que “atacaron a familias y sus viviendas con armas de fuego, morteros (bombas artesanales) y piedras”.

Mientras, según testigos consultados por el periódico EL PAÍS, la manifestación fue violentamente atacada por huestes del Frente Sandinista, el partido de Ortega, oficiales antidisturbios y “paramilitares”, hombres encapuchados armados y leales al régimen.

La manifestación exigía la liberación de personas apresadas por el Gobierno de Ortega, la mayoría acusados por “terrorismo” tras participar en protestas, según las denuncias de organizaciones de derechos humanos. Según estas, más de 300 nicaragüenses han sido encarcelados de forma ilegal, por expresar sus críticas hacia el régimen.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos dice que más de 320 personas han muerto desde que estalló la violencia en Nicaragua el pasado abril como respuesta a un plan del gobierno para recortar las pensiones de la seguridad social.

Los manifestantes piden elecciones presidenciales anticipadas, pero Ortega ha dicho este sábado que tendrán que esperar hasta que termine su mandato en 2021.