Rate this post

Tegucigalpa.- Un dólar costaría 25.50 lempiras, precio de venta en los bancos, al cierre de 2019, eso significa una deprecación interanual de un lempira o 4 por ciento, estimó el expresidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Julio Raudales, basado en proyecciones del Programa Monetario.

Al cierre de 2018 los bancos compraban el dólar a 24.33 lempiras y lo vendían a 24.50, significó un deslizamiento de 75 centavos de la moneda nacional o un 3.18 por ciento en relación al tipo de cambio que se registró a finales de 2017.

Con relación a este año Julio Raudales indicó que “si la depreciación anda más o menos en lo que el Banco Central de Honduras anunció de un 4 por ciento, probablemente lleguemos a tener una deprecación de un lempira”.

“El Banco Central ha asegurado que la depreciación no pasará del 4 ó 5 por ciento, al igual que en años anteriores, estaríamos esperando que el valor del lempira frente al dólar esté por encima de los 25 lempiras”, insistió Raudales.

Un aspecto negativo con esa tendencia, según el expresidente del CHE, es que el país no gana competitividad.

“En la medida que la moneda pierde su valor en a nivel nominal y real lo que demuestra es que nuestros vecinos son más competitivos en relación a Honduras, tanto en exportaciones, como en producción”.

Un análisis del BCH reconoce este extremo, al referir que “en noviembre de 2018 se presentó pérdida teórica de competitividad con todos los principales socios comerciales. Con los países que representan al resto del mundo la pérdida fue de 1.64 por ciento; mientras que con la región centroamericana y los Estados Unidos ascendió a 0.21 por ciento, cada uno”.

En los primeros 8 días del año el deslizamiento del lempira en función del dólar se mantiene en valores similares con que cerró en el 2018 de 24.33 lempiras la compra y 24.50 su venta.