Rate this post

Helsinki, Finlandia – La primera cumbre entre el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, comenzó hoy en el Palacio Presidencial de Helsinki con una reunión de los dos mandatarios.

Trump, confió hoy en desarrollar una relación “extraordinaria”  y evitó cualquier referencia a la presunta injerencia de Moscú en las elecciones estadounidenses.

“Realmente creo que el mundo quiere que nos llevemos bien”, le dijo Trump a Putin al comienzo de su encuentro.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, propuso hablar sobre los “puntos de tensión en el mundo” al comenzar su cara a cara con su colega de Estados Unidos.

“Ha llegado la hora de hablar detenidamente, tanto de las relaciones bilaterales como de los distintos puntos de tensión en el mundo, y son bastantes, para que les prestemos atención”, señaló el jefe del Kremlin.

El mandatario estadounidense recordó que Putin y él lideran “las dos grandes potencias nucleares del mundo”, y dijo que “eso no es algo bueno, sino malo”.

“Espero que podamos hacer algo al respecto, porque eso no es un factor positivo, es un factor negativo. Hablaremos de eso, entre otras cosas”, afirmó.

“Tendremos conversaciones sobre todo tipo de cosas, desde el comercio hasta las Fuerzas Armadas hasta los misiles y lo nuclear, y sobre China, hablaremos un poco sobre China, sobre nuestro amigo común el presidente Xi (Jinping)”, subrayó Trump, quien confió en que tanto él como Putin consigan “respuestas” a sus preguntas.

Por su parte, Putin evitó hablar sobre el estado de los lazos bilaterales o el futuro de la relación, y se mostró contento de poder reunirse con Trump “en el hospitalario suelo de Finlandia”.

“Ha llegado la hora de hablar detenidamente, tanto de las relaciones bilaterales como de los distintos puntos de tensión en el mundo, y son bastantes, para que les prestemos atención”, señaló Putin en ruso.

El jefe del Kremlin indicó que mantiene “contactos permanentes” con su homólogo estadounidense, y añadió: “Nosotros hemos hablados por teléfono y nos hemos reunido varias veces en el marco de diversos eventos internacionales”.

Trump, por su parte, felicitó a Putin por la labor de Rusia como anfitriona del Mundial de fútbol que concluyó este domingo, y dijo: “He visto bastante de la competición, y he visto toda la final y la semifinal”.

Los dos mandatarios tenían previsto reunirse durante una hora y media a solas, con la única compañía de sus intérpretes, antes de mantener un almuerzo de trabajo junto a sus respectivas delegaciones y una conferencia de prensa.

Antes de la reunión, el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo que la relación de su país con Rusia “nunca ha estado peor”, debido a la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016. El líder estadounidenses aseguró que tiene “pocas expectativas” sobre la cumbre y que solo desea conocer mejor a Putin, mientras que el Kremlin ha destacado que lo más importante es abrir vías de diálogo para poder mejorar la deteriorada relación bilateral.

El tuit de Trump llega poco antes de la cumbre con Putin, en el Palacio Presidencial de Helsinki y en la que se espera que hablen sobre los conflictos en Siria y Ucrania, el desarme nuclear y la presunta interferencia de Moscú en los comicios estadounidenses.

En otro tuit, Trump ha vuelto a denunciar que su predecesor, Barack Obama, “pensaba que la corrupta Hillary (Clinton) iba a ganar las elecciones, así que cuando el FBI le informó de la interferencia rusa, dijo que no podía ocurrir, que no era importante, y no hizo NADA al respecto”, dice a través de esta red social.

La cumbre de Helsinki, la primera formal entre Trump y Putin, comenzará con una reunión a solas entre los dos mandatarios, en la que durante una hora y media estarán acompañados solo por sus intérpretes. A continuación, Trump y Putin mantendrán un almuerzo de trabajo junto a ministros y asesores, seguido de una conferencia de prensa conjunta.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha instado este lunes a Trump, Putin y a China a trabajar con Europa para evitar guerras comerciales y, así, el conflicto y el caos. Estas declaraciones llegan después de la cumbre de la OTAN de la semana pasada marcada por las críticas de Trump a países aliados por un gasto en Defensa que el líder estadounidense considera insuficiente.

Trump ha pasado la última semana en Europa. Tras la tumultuosa reunión de la OTAN, el presidente realizó una polémica visita a Reino Unido. En su estancia en Escocia,  mantuvo una entrevista con la cadena CBS y aseguró que Estados Unidos tiene “un montón de enemigos”, y entre ellos la Unión Europea, históricamente uno de los principales aliados de Estados Unidos en materia política, económica y militar.

“Uno no pensaría en la Unión Europea [como enemigo], pero lo es”, dijo Trump, aludiendo a lo que “nos hace en comercio”. Rusia también es una enemigo, añadió, “en ciertos aspectos”, y China lo es “económicamente, pero eso no significa que sean malos, no significa nada, significa sólo que son competitivos”, dijo el presidente de EE.UU.