Rate this post

Davos – Suiza.- El presidente Donald Trump acudió al Foro de Davos, en Suiza, en medio de la tensión por el inicio del juicio político en su contra y presumió de la “espectacular” recuperación económica de Estados Unidos.

Trump comenzó con retraso su intervención y a diferencia de su discurso hace dos años en el Foro Económico, no hubo abucheos ni aplausos sino silencio.

“Hoy me enorgullece declarar que Estados Unidos está en pleno boom económico, como no se ha visto nunca antes en el mundo”, expresó el mandatario.

En Davos se reúnen unas 3 mil personas, incluidos jefes de Estado, líderes mundiales y empresarios. Casi un tercio de los invitados pertenece al sector económico.

La visita de Trump por momentos estuvo en duda debido al impeachment que el Senado de Estados Unidos que comienza este martes y que determinará si el presidente continúa en el cargo.

Pero el neoyorquino no dio muestras de preocupación y fiel a su estilo se vanaglorió por los nuevos acuerdos comerciales con China, México y Canadá.

“Estados Unidos está prosperando. Estados Unidos está floreciendo y sí, Estados Unidos está ganando como nunca antes”, enfatizó.

Trump arribó a Davos en helicóptero. En el lugar donde aterrizó la aeronave estaba escrito en la nieve “Actúe sobre el clima”, uno de los principales temas del foro.

Pero en su vitrina el presidente Trump no tuvo interés sobre el clima y se limitó a comunicar que Estados Unidos se sumará a una iniciativa para plantar un billón de árboles en el mundo.

El mes pasado la Cámara de Representantes presentó cargos contra Trump por supuestamente presionar al presidente de Ucrania para investigar a su rival político Joe Biden y por obstrucción al entorpecer las averiguaciones de este caso.

Ahora, el turno es para el Senado, controlado por republicanos, que debe dar un veredicto. De ser encontrado culpable se convertiría en el primer presidente de Estados Unidos en ser destituido en un juicio político.