Rate this post

Washington – EEUU.   Este jueves el presidente Donald Trump declaró ante los medios que dará marcha atrás en su decisión de cerrar la frontera con México y otorgará un año de prorroga para que la ola de migrantes y «drogas» desvíen su rumbo hacia los Estados Unidos.

Las declaraciones emitidas por Trump se hacen públicas luego de sus recientes amenazas donde aseguró que cerraría la frontera de no obtener respuesta sobre medidas concretas que frenaran la ola migratoria, que se encamina diariamente a la frontera estadounidense, trayendo consigo drogas, criminales, traficantes y pandilleros.

«Vamos a darles una advertencia de un año», propuso Trump y recalcó que su país necesita «ayuda de México» para detener la ola migratoria «drogas» en la frontera sur, de no ser así «aplicaremos tarifas a los automóviles (fabricados en México) que ingresan  los Estados Unidos» «Y si eso no detiene las drogas (…) cerramos la frontera».

«Tenemos una emergencia nacional en nuestra frontera. Y nadie habla siquiera de las drogas, las drogas que están llegando», dijo y añadió luego: «Cantidades masivas de drogas, la mayoría de las drogas que llegan a nuestro país llegan a través de la frontera sur».

A través de su cuenta de Twitter, el presidente Trump  reiteró su postura y amenazó con cerrar la frontera definitivamente si  el Congreso no eliminaba «de inmediato» las «lagunas en la frontera» haciendo referencia a los puntos débiles en leyes migratorias.

El cierre de la frontera suponía un decline en la economía de la zona sur para ambos países, por lo que el mandatario mexicano expuso nuevas medidas para solventar la crisis migratoria y tal vez por lo que Tump suavizó sus amenazas de cierre definitivo.